Monumento Conmemorativo

¿Qué es?

Un monumento conmemorativo en línea, como el que aquí ofrecemos en Centro de Memoria y Tributo, es un espacio virtual que permite recordar, conmemorar o celebrar la vida de aquellas personas que ya no están con nosotros.

Hacen posible compartir historias, fotos, y videos de esa persona y dejar mensajes, oraciones o encender una vela, de tal suerte que posibilita también compartir con familiares y amigos, que de otra manera no podrían hacerse partícipes de los homenajes. Al visitar la sección denominada «Mensajes», por ejemplo y en el caso específico de Centro de Tributo y Memoria, denominada también el «Muro de la celebración» las personas pueden dejar comentarios, condolencias, ofrecer palabras de recordación, apoyo y simpatía en mensajes de texto o de video y audio.

Los visitantes de cada monumento, familiares y allegados a la persona a la cual se le rinde tributo, pero sobre todo las que no lo conocieron muy de cerca, pueden conocer el obituario donde se compila su historia de vida y llevar a cabo alguna de las acciones en el permitidas, como enviar flores o hacer una donación a su nombre bien sea en dinero en efectivo con destino a una de las instituciones sin ánimo de lucro señaladas o donar un árbol, destinado a reforestar espacios en condiciones de vulnerabilidad ambiental.

Pero lo más significativo de crear un tributo duradero es que nos ofrece la posibilidad de visitar a nuestro ser querido cada vez que necesitemos sentirnos conectados con su presencia, sobre todo en aquellas fechas que son tan significativas para nosotros y que compartíamos con él como aniversarios, cumpleaños, navidad y año nuevo. En fin, que dicho espacio se puede llegar a convertir en un espacio privado para la reflexión y la paz.

Finalmente, a medida que pasan los años, un monumento permanente también puede convertirse en un vínculo con el pasado para las generaciones más jóvenes que pueden no haber tenido la oportunidad de conocer al ser querido fallecido durante su vida.

Por todo eso, no debemos dudar en rendir tributo a nuestros seres amados que ya no están con nosotros, creando en u sombre y memoria un monumento conmemorativo. Siguiendo este enlace, puede conocer de primera mano un ejemplo claro de lo que le estamos hablando.

>